Jump to content
  • Tácticas

    Plantillas tácticas

    Para ayudarte a establecer el marco básico de una táctica, te proporcionamos varias plantillas que podrás usar como base para crear tu estilo de juego. Cada plantilla táctica establece una serie de instrucciones de equipo y de jugador orientadas a un estilo de juego en particular. Una vez hayas elegido la que mejor se adapta a tus planes (las descripciones de la pantalla te ayudarán a elegir), echa un vistazo al resultado de los diferentes conjuntos de instrucciones para entender lo que ocurre.

    Mentalidades

    ¿Cuáles son las diferencias entre las mentalidades y qué efectos tienen?

    Al igual que ocurre en el resto del manual, las mentalidades se miden en una escala del 1 al 20, como los atributos y muchos otros aspectos del juego. Una mentalidad muy ofensiva se acerca más al 20 y representa el hecho de que el equipo recibe las órdenes para actuar más al ataque. Por el contrario, una mentalidad muy defensiva acerca la escala a la otra punta. Cada mentalidad base ajusta un número de configuraciones tácticas combinadas con tus instrucciones; estas incluyen la intensidad de la presión, la línea de presión, el ritmo del juego, la apertura en ataque, el juego directo y la pérdida de tiempo.

    A su vez, las mentalidades afectan a las acciones de los jugadores en función automática: un equipo con una mentalidad más agresiva pedirá a sus jugadores que sean más agresivos, mientras que un enfoque más defensivo hará que defiendan con más intensidad.

    Fluidez del equipo

    El número de tareas de ataque, defensa y apoyo que establezcas en una formación mientras usas una mentalidad concreta afectará a la fluidez del equipo. Por ejemplo, una mentalidad y una fluidez equilibradas contarán con tres jugadores en tareas defensivas, cuatro en tareas de apoyo y tres en tareas ofensivas.

    El reparto de tareas determinará si te acercas a un extremo u otro en la escala defensiva/ofensiva, y si adoptarás un enfoque más rígido o fluido. Si colocas siete jugadores con tareas ofensivas y tres con tareas defensivas, jugarás con una mentalidad muy agresiva pero con una fluidez muy rígida, ya que no has proporcionado el equilibrio suficiente en tu configuración de ataque. Si lo equilibras con más tareas de apoyo, obtendrás un resultado más fluido. La misma norma se aplica en la directiva, así que juega con tus opciones y descubre qué ocurre. La pantalla de Vista general de tácticas siempre mostrará tu fluidez general.

    Formaciones

    ¿Qué son?

    Una formación es una distribución de jugadores en el campo tanto con como sin el balón. El fútbol ha evolucionado hasta un punto en el que la mayoría de los equipos juega con tres, cuatro o cinco defensas, y divide al resto de los jugadores entre el centro del campo (jugando en medio del campo) y el ataque, los jugadores cuyo principal objetivo es marcar goles.

    Hay una gran cantidad de formaciones predeterminadas listas en el menú desplegable, con su nombre respectivo encima; la opción "Ajustar formación" enumera algunas de las formaciones más importantes e incluye secciones que cubren las formaciones de 3, 4 y 5 defensas. La formación de 4 defensas tiene dos defensas centrales y dos laterales; las formaciones de 3 y 5 defensas son a menudo similares, con la diferencia de que los laterales de las formaciones de 5 defensas están más avanzados que en las formaciones de 3 defensas y pueden llegar a formar parte del centro del campo.

    La mayoría de equipos los colocará de forma simétrica para equilibrar y proporcionar más opciones a la hora de moverse en cualquier dirección sin convertirse en impredecibles, pero no se trata de una regla estricta y, de hecho, muchas formaciones se ajustan para adaptarse a los jugadores disponibles.

    ¿Debo escoger jugadores que encajen con la formación o una formación que encaje con el jugador?

    Existen dos escuelas de pensamiento básicas con respecto a las formaciones: elegir la que mejor se adapte a los jugadores a tu disposición o forzar a tus mejores jugadores a una formación y decirles que se adapten. La segunda opción no proporciona la misma flexibilidad y es más probable que tengas que hacer concesiones en cuanto a lo que puedes obtener de cada jugador, pero la ventaja es que la táctica en sí misma es fuerte en cuanto a estructura se refiere y los jugadores cumplen con lo que se les pide. Será difícil vencerte. La primera opción representa un acercamiento más idealista y permite que los jugadores se expresen en sus mejores posiciones y papeles, pero requiere un equilibrio delicado entre el talento individual y las necesidades del equipo.

    ¿Qué estoy mirando? ¿Qué representa realmente la pantalla de tácticas?

    Cabe señalar que la formación que ves en pantalla representa la formación defensiva del equipo cuando no está en posesión. Las instrucciones que apliques al equipo y cada individuo repercutirán en lo que hagan y a dónde irán cuando tengan la pelota. Es especialmente importante tener esto en cuenta cuando coloquemos a los jugadores en posiciones defensivas y zonas potencialmente débiles o expuestas.

    Cuando le asignes una posición a un jugador, en la imagen táctica del campo aparecerá un indicador de color asociado al nombre del jugador que te mostrará su idoneidad para esa posición. Los colores coinciden con los indicadores de demarcación que se describen en otro apartado de este manual, por lo que si un jugador está jugando en una posición natural, el indicador será verde brillante. Si, por el contrario, está jugando en una posición completamente distinta a la suya, el indicador será de color rojo.

    Roles y tareas

    Cada rol viene acompañado por una descripción de texto que explica los requisitos básicos del puesto. Podrás verla al desplegar el diálogo de selección de roles y posiciones. Aparecerá una frase extra para referirse a lo que ocurrirá si la tarea del jugador cambia. Un jugador puede tener una tarea de ataque, defensa o apoyo, pudiendo ajustar su nivel de ataque dependiendo de la mentalidad general del equipo. Estas tareas modifican directamente las instrucciones que recibe el jugador para permitirnos arriesgar más en las tácticas, y al mismo tiempo cada instrucción requiere un atributo ligeramente distinto. "Destacar atributos clave para el puesto", en la pantalla de Perfil del jugador, identifica los distintos atributos necesarios para desempeñar el papel con eficacia.

    ¿Hasta qué punto afecta si pongo a un jugador en un puesto desconocido?

    Como se explica en una pregunta similar sobre ubicar a un jugador en otra posición, el cambio puede afectar en distintos grados. Como regla general, colocar a un jugador en un puesto desconocido no será una desventaja tan grande como colocarlo en una posición distinta, ya que al menos el jugador mantendrá su posición en el campo. La diferencia entre un Centrocampista Todoterreno y un Pivote en ataque no es tan marcada como la diferencia entre un Defensa central y un Centrocampista, por ejemplo. Para entenderlo, están hablando distintos dialectos de la misma lengua, en lugar de un idioma totalmente diferente.

    Dicho esto, si le pides a un jugador que adopte un puesto que no va acorde con sus atributos, al final disminuirán tus posibilidades. Pedirle a un Centrocampista recuperador que juegue como Trequartista no tendrá resultados muy positivos, ya que no posee los atributos de perfil necesarios para realizar las instrucciones dadas a ese puesto. Al utilizar la opción "Destacar atributos clave para el puesto", en la pantalla de perfil del jugador, podrás ver hasta qué punto le puedes pedir a un jugador que ocupe un rol con el que no está familiarizado, y además te dará una visión de cómo lo hará en el campo.

    ¿Jugar en un puesto con el que no está familiarizado le ayudará a prepararse para el papel rápidamente?

    En pocas palabras, sí. Cuanto más juegue ahí, más se ajustarán sus atributos a los requisitos del puesto. Dado que también debería entrenar ese papel, se verá expuesto a él a diario. No existe un plazo determinado para que el jugador aprenda. Esta adaptación dependerá más bien de su familiaridad con la posición, la calidad del equipo de entrenadores, las similitudes a otras posiciones en las que ya sepa jugar (un central podrá aprender más rápidamente a jugar de lateral que de delantero, por ejemplo) y para qué posición esté entrenando. Cuantos más criterios se cumplan con éxito, más oportunidades tendrá el jugador de aprender en un corto periodo de tiempo.

    Instrucciones al equipo

    Las instrucciones al equipo se ajustan al estilo de juego. Funciona a una escala que va desde practicar alguna acción más a menudo a no intentarla apenas.

    CON POSESIÓN

    Amplitud del ataque

    Controla la apertura del ataque cuando estás en posesión del balón. Un ataque más amplio se abre al campo de forma horizontal, mientras que uno más cerrado conduce el juego al centro del campo.

    Planteamiento de juego

    Instruye a tus jugadores sobre su enfoque en los pases. Pases al hueco requiere que tus jugadores guíen a sus compañeros a espacios abiertos con sus pases, en lugar de mandarles la bola a sus pies. De este modo se alarga la jugada y se aumenta el ritmo general.

    También pueden Salir jugando desde la defensa además de centrarse en jugar por las bandas o el centro, y deberías basarte en las fortalezas de tus jugadores y las debilidades de tus rivales para decidirlo.

    Pases directos

    Las instrucciones de pase mencionadas configuran la intención de pase, mientras que las instrucciones de Pases directos dictan cómo se realizarán. Un acercamiento más directo hará que el balón avance de forma más vertical, con una urgencia progresiva, realizando pases de adelante hacia atrás tan rápido como sea posible. Por el contrario, una estrategia de pases cortos hará que el balón se mueva de un lado a otro con paciencia, buscando la forma de romper la defensa rival.

    Ritmo de juego

    Un ritmo más elevado requiere que los jugadores tomen decisiones rápidas, y está diseñado para sacar lo mejor de cada situación y forzar fallos en la concentración de los rivales.

    Perder tiempo

    Al aumentar este ajuste, tus jugadores pasarán más tiempo sin hacer nada con la pelota, y los balones muertos y las jugadas a balón parado ocuparán más tiempo.

    Último tercio

    Cuando lleves el balón al último tercio del campo, tendrás una serie de opciones que permitirán a tus jugadores hacer hincapié en algún aspecto del juego. El objetivo es llevar el balón a una posición de tiro.

    Los Centros variados están habilitados por defecto (salvo para el tiki-taka, que utiliza centros bajos), pero puedes configurar su enfoque en pases altos, bajos o cerca del poste si encaja con tus jugadores y/o sus circunstancias. "Buscar balón parado" animará a todos los jugadores a buscar córneres, faltas y saques de banda para mantener el control del partido y que el equipo se adelante en jugadas de balón parado.

    Regate

    Regatear menos les hará más propensos a pasar el balón, mientras que Encarar a la defensa aumenta las posibilidades de regate del jugador.

    Libertad creativa

    La Libertad creativa se relaciona estrechamente con la Fluidez del equipo general. Ser más expresivos aumenta la puntuación de fluidez general, mientras que Ser más disciplinados la reduce.

    EN TRANSICIÓN

    Cuando se pierde la posesión

    Esto enseña a tus jugadores a reaccionar tras perder el balón. Contrapresión les pedirá hacer presión de inmediato con el objetivo de recuperar la posesión lo antes posible. Por otro lado, Reagruparse es una orden defensiva que les hará retomar sus posiciones y centrarse en la defensa.

    Cuando se recupera la posesión

    Una vez has recuperado la posesión, debes decidir qué hacer con ella. A la contra hace que los jugadores jueguen de forma más compacta y aprovechen cualquier oportunidad que les brinde el equipo rival. Mantener dibujo hará que tus jugadores adopten una estrategia más paciente, manteniendo el balón y cuidando la formación antes de pasar al ataque.

    Portero con la posesión

    Distribuir con rapidez hace que el portero se dé prisa en pasar cuando tiene el balón en su poder, ya sea por la urgencia del resultado o para comenzar un contraataque.

    Ralentizar el juego hace que el portero reduzca el ritmo cuando tenga la posesión, para controlar el partido o perder tiempo.

    Distribuir a un área o a un jugador hace que el portero le pase el balón a un grupo específico de jugadores en el campo: laterales, centrales, organizador, bandas, hombre objetivo o sobre la defensa rival.

    Pasar con la mano hace que el portero pase el balón a un compañero con la mano, en lugar de chutarlo.

    Lanzar en largo hace que el portero le pase el balón a un compañero situado algo más lejos.

    Jugar en corto hace que el portero realice un pase en corto a un compañero situado cerca.

    Chutar en largo hace que el portero realice un pase tradicional a una distancia mayor.

    Distribuir a una posición determinada hace que el portero busque el pase con una posición determinada como medio de distribución principal.

    SIN POSESIÓN

    Dibujo defensivo

    Línea de presión

    La Línea de contacto es donde los delanteros de tu equipo comienzan a presionar a la oposición para intentar hacerse con el balón. Si se combina con la Línea defensiva, te permite controlar la formación vertical de tu equipo cuando no están en posesión. La distancia entre la Línea defensiva y la Línea de contacto es la cantidad de espacio que estés dispuesto a concederle a la oposición para que jueguen, si son capaces de saltarse tu muro y llevar el balón al ataque.

    Línea defensiva

    Indica a tus defensas hasta dónde deben subir su posición cuando el rival tenga el balón en su mitad del campo. También puedes decidir si Usar la táctica del fuera de juego o no, aunque esta técnica debería combinarse con una línea más adelantada. De lo contrario, tus rivales podrían posicionarse más cerca de la portería con menos posibilidades de caer en un fuera de juego.

    Despliegue defensivo

    Indica a tu equipo cuál será el ancho del campo que deben intentar defender dentro de la estructura de su formación. Una estrategia más amplia cubrirá más terreno, pero dejará más espacio entre cada jugador. Por otro lado, una estrategia más cerrada permitirá al rival mantener el control del balón en la periferia del área de penalti, pero las áreas centrales estarán más cubiertas para proteger la portería.

    Marcaje y entradas

    Usar marcajes más férreos requerirá que los jugadores se acerquen al rival más cercano y les entren, en lugar de permitirles recibir cualquier balón sin ser presionados.

    Intensidad de presión

    La intensidad con que presiones dictará el éxito de tu Transición defensiva y de tu Línea de presión, pero también debe encajar con las instrucciones para que funcione. Una presión intensa desde la línea defensiva y una línea de presión profunda son contraproducentes, ya que estarás permitiendo al rival ganar metros.

    Una intensidad menor no implica una falta de presión, pero sí se adecuará más a las situaciones en lugar de presionar siempre de forma frenética.

    Evitar pases en corto del portero lo lleva un paso más allá y asignará a los delanteros a marcar a los defensas en caso de que el portero opte por pasarles el balón en corto en lugar de efectuar un saque largo.

    Entradas

    Mantenerse de pie requerirá que tus jugadores mantengan la posición cuando luchen por la bola. Ser agresivos aumentará las posibilidades de que tus jugadores acaben en el suelo por conseguirla.

    Instrucciones al jugador

    Además de las instrucciones generales para el equipo, puedes dar instrucciones individuales, ajustadas al estilo de cada jugador. La subpestaña de "Jugador" muestra una pantalla que te permite configurar las instrucciones para cada jugador, además de las reglas para los que puedan ocupar esa posición en el equipo.

    Por ejemplo, si tocas en la posición del mediocentro, en el gráfico de formaciones del panel izquierdo ("Tácticas"), podrás personalizar el rol, la tarea y las instrucciones, sin importar quién juegue allí. También podrás añadir miembros de la plantilla al panel de "Instrucciones", en la parte inferior izquierda de la pantalla y dar instrucciones a los jugadores por separado.

    Además, al seleccionar cualquiera de los jugadores en la sección de "Instrucciones para" podrás cambiar la serie de instrucciones para la posición o para el jugador. La opción de Posición/Personalizado cambia en el panel justo debajo del nombre del jugador una vez que este las haya realizado.

    El resto de la pantalla queda para los atributos y los informes sobre las recientes actuaciones del jugador seleccionado en esa posición.

    Las instrucciones que se podrán dar dependerán de la posición y se dividen en varios apartados agrupados según la similitud entre ellos para hacer más conveniente su búsqueda y su utilización al utilizar las listas. Cada instrucción actúa como modificador de una instrucción ya configurada para el jugador por el rol y la tarea que se le haya asignado.

    Cuando el rival tiene el balón

    Intensidad de presión determina la urgencia que tendrá el equipo para recuperar la posesión. Una estrategia de mayor intensidad anima al jugador a esforzarse por acosar al jugador rival que tenga el balón, con la esperanza de que cometa un error y poder robarlo. Por otro lado, una presión menos urgente hará que el jugador mantenga la posición en defensa para que el rival tenga más problemas a la hora de romper la línea defensiva, y así no correr el riesgo de que lo pille descolocado.

    Marcajes más férreos hace que los jugadores marquen más de cerca a su rival asignado en situaciones defensivas para limitarles el espacio que tienen cuando atacan con el balón.

    Entrar más duro anima a los jugadores a ser más duros y combativos cuando luchan por la posesión.

    Suavizar entradas hace que los jugadores valoren las repercusiones que puede conllevar una entrada a destiempo y los anima a escoger un momento más oportuno.

    Marcar jugador específico se centra en marcar a un oponente específico.

    Marcar posición específica se centra en marcar una posición específica, sin importar qué jugador la ocupe.

    Cuando el equipo tiene el balón

    Subir más aumenta las posibilidades de que cada jugador se adelante en carrera.

    Mantener posición reduce la libertad de movimiento de un jugador con respecto a su posición asignada. La Fluidez general del equipo seguirá condicionando la frecuencia con la que lo haga.

    Abrirse a banda anima a los jugadores, sobre todo a los que juegan en banda, a pegarse lo máximo posible a la línea de banda para aprovechar todo el espacio posible del terreno de juego.

    Situarse más cerrado requiere que el jugador permanezca en la zona central del campo, bien para explotar una debilidad en el rival o bien para consolidar la defensa en un intento de mantener el riego en la periferia.

    Moverse entre líneas indica a los jugadores centrales que deben encontrar un equilibrio entre sus posiciones asignadas y las áreas más amplias. También permite a los jugadores en un puesto más abierto, como al Buscador de espacios, moverse hacia el interior para aprovechar dichos espacios.

    Mantener posición pedirá a los jugadores que se queden en la posición asignada en vez de moverse al espacio que juzguen oportuno.

    Variar la posición da libertad al jugador para abandonar la posición que tenía fijada dentro de la formación básica del equipo, y así encontrar huecos en donde puede ser más efectivo.

    Cuando el jugador tiene el balón

    Aguantar el balón hace que los jugadores den la espalda a la portería y conserven la posición antes de que sus compañeros entren en juego.

    Abrirse con el balón anima a los jugadores a que se muevan a zonas más abiertas del campo cuando tienen la posesión para así obligar al rival a estirarse y alterar su formación táctica.

    Recortar hacia dentro con el balón hace que los jugadores de banda se muevan hacia la zona central cuando llevan el balón, recortando hacia dentro del rival y así mirando más a puerta.

    Disparo

    Disparar más a menudo anima a los jugadores a intentar disparar a puerta con más frecuencia cuando tengan la oportunidad, en lugar de intentar buscar un pase.

    Disparar menos a menudo pide a los jugadores que mantengan la posesión y tengan paciencia para buscar un momento más oportuno en el que disparar a puerta.

    Regate

    Regatear más fomenta que el jugador corra más a menudo con el balón.

    Regatear menos hace que los jugadores intenten en primer lugar pasar el balón y no intentar superar individualmente a sus rivales driblándolos.

    Pases directos

    Pases más cortos requieren que los jugadores adopten una estrategia más paciente, con pases en corto y reteniendo el balón.

    Pases normales son aquellos que harán que los jugadores adopten un estilo de pase prudente y acorde con la situación del juego.

    Más pases directos hará que los jugadores adopten un estilo de pase directo para hacer enviar el balón a las zonas más adelantadas del campo tan rápido como les sea posible.

    Centrar desde

    Centrar desde atrás hace que los jugadores (generalmente laterales, aunque no siempre) intenten hacer centros desde zonas retrasadas en vez de esperar simplemente a que el balón esté en zona de ataque.

    Centrar desde la cal anima a los jugadores a que hagan lo posible para ensanchar el campo todo lo que puedan para después intentar colgar el balón al área.

    Frecuencia de los centros

    Centrar más a menudo anima a colgar más balones al área desde la banda.

    Centrar menos a menudo hace que los jugadores retengan la posesión durante más tiempo en lugar de intentar un centro.

    Centrar hacia

    Centrar al primer palo hace que el jugador intente colgar el balón a la zona del palo corto.

    Centrar al centro pide a los jugadores que centren al punto de penalti.

    Centrar al segundo palo hace que el jugador intente colgar el balón al palo largo.

    Centrar al hombre objetivo hace que los jugadores busquen con sus centros al jugador señalado como objetivo.

    Riesgo en los pases

    Tomar más riesgos anima a los jugadores a aumentar el número de balones largos con pocas posibilidades, con la esperanza de que alguno desbloquee la defensa rival de forma decisiva. No indica al jugador que intente pases más arriesgados que de costumbre, aunque es un resultado natural de intentar pases con pocas posibilidades de éxito.

    Tomar menos riesgos hará que los jugadores jueguen menos balones largos y solo lo intenten si tienen una abertura clara.

    Instrucciones sobre el rival

    En esta pantalla podrás configurar las instrucciones por defecto sobre el rival a utilizar en cualquier posición del campo. Estas se aplicarán antes de cada partido, pero podrás modificarlas antes del comienzo, según la selección del equipo y la alineación de cada oponente. Si lo deseas, puedes delegar en el segundo entrenador.

    Marcar de cerca, Intensidad de presión y Entradas funcionan como se ha descrito anteriormente, pero centrándose en un jugador al margen de las Instrucciones de equipo. Forzar pierna pide al equipo que evite que el rival use una pierna determinada, y así forzar situaciones en las que tenga que usar su pierna menos buena.

    La habilidad relativa del jugador que lleve a cabo estas instrucciones, en comparación con su rival directo, es lo que determinará el éxito de la estrategia. También influye el equilibrio táctico de incorporarla a otras instrucciones dadas al jugador y al equipo, y a la batalla táctica directa entre ambos equipos.

    Jugadas a balón parado

    Si eliges la subpestaña "Jugadas a balón parado" podrás establecer tus preferencias para ese tipo de jugadas. Cada tipo de jugada a balón parado te guiará por la presentación visual de tus instrucciones para las jugadas a balón parado y para los lanzadores. Cada una de las posiciones puede verse en el campo mediante una serie de iconos, ya sea pulsando sobre ellos o arrastrándolos desde su posición actual. También puedes arrastrar un icono a otra zona del campo (solamente a zonas que te permitan realizar esta acción).

    Los buenos lanzadores en jugadas a balón parado pueden suponer la diferencia entre ganar o perder. Si logras aprovechar las numerosas situaciones a balón parado que se dan a lo largo de los partidos, tu equipo puede salir muy beneficiado.

    Para empezar, debes identificar a tus mejores lanzadores de córner, saques de banda y libres directos. Cada una de ellas tiene sus propios atributos, por lo que te interesará buscar el atributo más alto que puedas en cada área en particular. Si tu equipo no cuenta con nadie especialmente capacitado en estos menesteres, tal vez debas plantearte ficharlo. Una vez identificados los potenciales lanzadores, puedes empezar a afinar la selección. En caso de que no chute a puerta, un buen lanzador de tiros libres también debe tener un buen atributo de Centros, puesto que lo normal es que estos vayan dirigidos a zonas peligrosas del área rival.

    Los encargados de los saques de banda también deben tener puntuaciones elevadas en Saques largos, así como en Fuerza y Equilibrio, para sacarle partido a la situación.

    A la hora de seleccionar quién lanza los penaltis, se aplica en gran medida todo lo anterior. El jugador que se encargue habitualmente de ello debe tener un elevado atributo de Penaltis, así como de Remate y Serenidad, aunque estas tengan menos peso en el proceso general de decisiones. Todo lo que debe preocuparte es el atributo de Penaltis. Puede ocurrir que en una tanda de penaltis no tengas ningún lanzador nato. En tal caso, intenta buscar hombres con buenas características mentales, capaces de lanzar bien y que no se amilanen a la hora de tomar decisiones.

    Puedes elegir a varios jugadores para cada tipo de lanzamiento, tal como se indica en el apartado siguiente sobre Capitanía. Haz clic en el jugador deseado, arrástralo y déjalo caer sobre el menú apropiado de jugada a balón parado. El orden establecido es jerárquico, de modo que, si el jugador que encabeza la lista no se encuentra en el campo, se encargará el siguiente.

    Guardar y exportar rutinas

    Ahora ya puedes guardar, exportar y reutilizar rutinas establecidas para faltas, córneres y saques de banda. En el apartado "Rutina", en la parte superior derecha del terreno de juego que hay en la pestaña "Balón parado", puedes "Crear nueva rutina". Cuando lo tengas todo configurado a tu gusto, vuelve al mismo menú para "Guardar rutina". La opción de "Cargar rutina" te permite importar las rutinas guardadas. Además, tienes la posibilidad de guardarlas o cargarlas en bloque, eliminarlas o reconfigurarlas con las opciones por defecto.

    Puedes contar con un máximo de tres rutinas para cada lado (izquierdo y derecho) y cada escenario (defensa y ataque), lo que suma un total de doce rutinas para cada tipo de jugada a balón parado. Si tienes más de una rutina, tus jugadores alternarán entre ellas durante el transcurso del partido, según dicte la situación.

    Planes de partido

    Cuando corresponda, tu segundo entrenador llevará a cabo planes de partido según un escenario de partido particular. Puedes modificar estos planes a tu gusto y ponerlos en práctica cuando quieras (incluyendo muchas posibilidades según el escenario), lo que te permite variar los criterios de forma muy dinámica en función de las circunstancias.

    El botón de "Crear nuevo" te guiará paso a paso por el proceso de crear tus Planes de partido. Vamos a ver un ejemplo para que te hagas a la idea:

    1.       Selecciona "Añadir escenario".

    2.       Selecciona una Estrategia de partido. Utilizaremos "Ganando por 1 o más goles".

    3.       Selecciona el periodo de tiempo durante el cual quieres que se aplique tu plan. Vamos a elegir "entre los minutos 75 y 85".

    4.       Ahora ya podemos activar el Plan de partido cuando llevemos una ventaja de al menos un gol en los últimos veinte minutos de partido. En este paso tendrás que elegir qué Táctica y Mentalidad utilizar cuando se den las circunstancias, ya que lo que buscas es conservar la ventaja a lo largo del partido o incluso rematar el juego sumando goles.

    5.       Se pueden añadir Instrucciones desde la banda para complementar lo anterior. Estas darán nuevas Instrucciones al equipo, como si estuvieras realizando cambios en la pantalla completa de Tácticas.

    El amplio abanico del que dispones debería permitirte configurar varios planes para que se usen automáticamente en el partido, y así tener la posibilidad de cubrir cualquier posible situación. Los planes pueden modificarse con tus decisiones desde la banda, y la combinación de estas dos opciones te dejará en muy buen lugar para enfrentarte a casi cualquier cosa durante los noventa minutos de partido.

    Capitanes

    Al comienzo de cada temporada recibirás en tu Buzón un mensaje en el que se te pedirá que nombres un capitán y un segundo capitán para la temporada. Una vez seleccionados, estos dos jugadores, resaltados con un color diferente al del resto del equipo, encabezarán el panel Capitanes. Ten presente que si cambias de capitán durante la temporada, el reemplazado, sus amigos y los medios querrán saber por qué, así que es mejor que tengas una buena razón para hacerlo.

    Si deseas cambiar de capitán, selecciona al nuevo en la lista desplegable. Si deseas añadir jugadores a la lista jerárquica de los posibles capitanes, haz clic izquierdo en su tabla, arrástralo y suéltalo sobre la lista. Para modificar la lista se aplica el mismo método, solo que desde el panel de la derecha.

    A la hora de elegir capitán, una de las cosas que debes considerar es que posea un elevado atributo de Liderazgo. Cualquiera con un valor de 17 o superior debe ser considerado un candidato potencial para el puesto, pero hay más consideraciones que se deben tener en cuenta. Tu capitán debe poseer la fuerza mental necesaria para ejercer como líder de sus compañeros.

    En su pantalla de Información personal, cada jugador tiene un rasgo de Personalidad. Un "Líder nato" es un candidato ideal para el brazalete de capitán. Otros buenos candidatos son los jugadores con los rasgos "Decidido" o "Profesional modélico". También hay que tener en cuenta la edad y el grado de experiencia del jugador. Lo ideal es que lleve en el equipo unos cuantos años y posea la experiencia suficiente para entender lo que significa ser el capitán de un equipo y su posición dentro de la jerarquía del equipo. Un líder de equipo o un jugador importante probablemente será mejor capitán, pues ha ascendido en la función de liderazgo dentro del vestuario y, por lo general, se ha ganado el respeto de los demás miembros del equipo.

    Un buen capitán mejorará las habilidades de cada jugador de su equipo, ayudándoles a alcanzar todo su potencial. Un mal capitán hará que sus jugadores no den lo mejor de sí. Tus decisiones importan.

      Report Online Manual

    There are no reviews to display.


×
×
  • Create New...

Important Information

This site uses cookies - We have placed cookies on your device to help make this website better. You can adjust your cookie settings, otherwise we'll assume you're okay to continue.